El británico Cavendish se impone en la primera etapa de la Vuelta a Cataluña

Seis meses y medio después de su último triunfo, en el Tour de Missouri, el esprinter británico del HTC Columbia Mark Cavendish ha logrado su primer triunfo de la temporada, en la segunda etapa de la Volta a Catalunya, entre Salt y Banyoles. Cavendish logró el triunfo al imponerse con relativa facilidad en el esprint al argentino Juan José Haedo (Saxo Bank) y al español Aitor Galdós (Euskaltel).

Cavendish se ha quitado un peso de encima en Banyoles. El corredor de la Isla de Man, ganador de seis etapas en el último Tour, no había comenzado bien la temporada. Sufrió problemas dentales que le impidieron cumplir su plan de entrenamientos y sus apariciones en la Vuelta a Andalucía, la Clásica de Almería, la Tirreno-Adriático y la Milán-San Remo pasaron casi desapercibidas.

“Más que alivio, siento orgullo”,ha explicado Cavendish tras cruzar con un tiempo de 4:15.46 la línea de meta de Banyoles, un tanto molesto cuando se le ha recordado que en esta Volta no participan velocistas de primera línea mundial.

“En el mundo del ciclismo nada es fácil. El año pasado gané seis etapas en el Tour, así que no creo que tenga que demostrar nada a nadie”, dijo.

Cavendish, en cambio, sí se ha mostrado agradecido a sus compañeros de equipo, fundamentales para neutralizar la única gran escapada de la jornada, a cargo de Jonathan Castroviejo (Euskaltel) y Peter Stetina (Garmin). Ambos han saltado del pelotón en el kilómetro siete, han ascendido juntos el Alt dels Ángels y se han mantenido vivos durante casi toda la etapa para acumular nueve minutos de ventaja a falta de 70 kilómetros para la meta.

Castroviejo y Stetina han entrado juntos en Banyoles, antes de iniciar las tres vueltas, de nueve kilómetros cada una, alrededor del lago. Pero han sido neutralizados a falta de siete kilómetros. El HTC Columbia se ha desfondado en su persecución y Cavendish les ha premiado con la victoria.

“Ha sido una lástima”, ha comentado tras su llegada Castroviejo, “pero también era previsible, porque el trazado de la etapa favorecía a los esprinters. He visto posibilidades de mantener la escapada incluso cuando hemos entrado en Banyoles, pero al final, Columbia ha tirado muy fuerte”.

Al ciclista de Getxo y a Stetina les cabe el consuelo de cerrar la jornada como líder de los sprints intermedios y la montaña, respectivamente.

El alemán Paul Voss (Milram), ganador del prólogo, se mantiene líder de la Volta gracias a la llegada masiva del pelotón a Banyoles.

La prueba, sin embargo, ha perdido hoy a uno de sus ciclistas más reconocidos, el luxemburgués Andy Schleck, que ni siquiera ha tomado la salida en Salt debido a unos problemas intestinales.

Voss intentará retener su maillot en la primera jornada con dificultades montañosas de la Volta, la etapa que mañana partirá de Sant Esteve d’en Bas y que llegará a La Seu d’Urgell (185,9 kms), con tres puertos de segunda categoría y uno de categoría especial, el Alt de Pedraforca. El vertiginoso descenso hacia La Seu, que ya ha propiciado cambios de líder en anteriores ediciones de la Volta, multiplica el riesgo de la etapa

Comentarios