La UCI intensificará los controles a los ciclistas con perfiles sospechosos

La Unión Ciclista Internacional (UCI) centrará su política antidopaje en 2011 en aquellos corredores que presenten un perfil sospechoso en su pasaporte biológico.

La Unión Ciclista Internacional (UCI) centrará su política antidopaje en 2011 en aquellos corredores que presenten un perfil sospechoso en su pasaporte biológico.

“Estos ciclistas deben ser el objetivo prioritario, antes que aquellos que tienen un perfil totalmente regular, que conforman la mayoría del pelotón”, señala el organismo en un comunicado en el que da cuenta de una reunión mantenida ayer para planificar los objetivos de la próxima temporada.

El programa de 2011 prevé, por tanto, “un significativo aumento del número de controles a corredores cuyo perfil pueda indicar un comportamiento ilegal”.

La UCI estima que la implantación del pasaporte biológico en 2007 y los 25.000 controles que ha realizado desde entonces le permiten disponer de un banco de datos “sin parangón en el mundo del deporte” sobre la fisiología de sus atletas y, por tanto, elaborar “perfiles fiables” sobre “los corredores concernidos” y convertirles en blanco de estos controles ‘selectivos’.

Los ciclistas de primera fila y los de nueva aparición serán igualmente objeto de atención especial.

La UCI lanzará además en 2011 “una ambiciosa campaña de prevención para atacar el mal desde la raíz”, añade el comunicado.

Comentarios